CONSIDERACIONES GENERALES PARA EL PROYECTO EN CONCRETO ARQUITECTÓNICO

Experto

Debido a su condición estética y a situaciones como el tener su superficie vista, el concreto arquitectónico debe ser tratado con sumo cuidado incluso desde su concepción arquitectónica. En el siguiente artículo presentaremos algunas recomendaciones de los aspectos más importantes a tener en cuenta en la fase del proyecto para las especificaciones constructivas y la selección de materiales.

Edificio Antejardín, Medellín. Fotografía Cementos Argos.

Especificaciones requeridas 


Al diseñar una superficie de concreto a la vista, las características del acabado se deben evaluar en la primera etapa del proyecto, tanto en lo que se refiere a la producción y los costos como a las posibilidades de éxito. Una relación de las especificaciones técnicas normalmente implica establecer tres parámetros fundamentales: dimensiones del elemento, propiedades del concreto y cantidad de refuerzo. Es indispensable detallar y especificar en los planos esta información para lograr una perfecta interpretación de las normas, distancias, dimensiones y procesos a desarrollar en la obra.

 
La falta de características, especificaciones y términos explícitos generalmente obliga al constructor a improvisar. Por esta razón suelen fracasar en la práctica y derivan en diferencias de opinión sobre los objetivos especificados entre las partes para aplicar al contrato, además muchas veces el arquitecto proyectista subestima el costo y los riesgos que implica la elaboración de superficies de concreto visto, y descuida su propia contribución en el proceso. Así mismo, en la mayoría de los casos las condiciones para la adjudicación del contrato se basan en función del precio más bajo, incluso en el caso de requerimientos de alta calidad.


La construcción en concreto a la vista suele carecer de unas definiciones normalizadas, lo cual da lugar al uso de una terminología imprecisa durante el proceso constructivo. Por ello debe tenerse un estricto rigor en los documentos del contrato, planos y especificaciones, respecto a la localización y apariencia deseada de las superficies arquitectónicas.

Escuela Colombiana de Ingeniería. Fotografía cortesía Arq. Rafael Esguerra

Selección de materiales y del proceso constructivo


La aprobación de los materiales por parte del arquitecto, si así se establece en las condiciones del contrato, debe basarse en la manera en que la calidad de los materiales afecta la calidad del trabajo terminado. Cuando la apariencia de la superficie del concreto es un factor crítico, el arquitecto deberá notificarlo en forma especial y tomar las previsiones necesarias en las muestras o prototipos de pre-construcción.

El arquitecto o proyectista debe conocer cuáles son los condicionantes y los detalles que hay que cuidar, pues sin este conocimiento las exigencias del proyecto, en cuanto a calidad y acabado de la superficie, pueden estar por fuera de lo que es razonable conseguir en la práctica.

Plano constructivo Escuela Colombiana de Ingeniería
Resultado final
Fachada Alianza Colombo Francesa, Bogotá. Fotografía Mariana García.

Color


El proyectista debe definir el color del concreto, ya sea influenciado por el color propio de sus componentes; es decir del cemento, los agregados y las arenas o a través de la incorporación de pigmentos o colorantes dentro de la mezcla. Debe especificar las características propias de cada uno de los componentes, procedencia y/o fabricante.


Textura y tratamientos


En los planos arquitectónicos se debe especificar el tipo de textura deseado, evitando que este sea un tema de improvisación. Existe una amplia gama de texturas y tratamientos tanto directos como indirectos a través de la introducción de otros materiales o a través de métodos de aplicación característicos ya sea empleando medios manuales, mecánicos o químicos.


Material de la formaleta


Si el diseño particular o los acabados que se desean, requieren de una atención especial, el arquitecto debe especificar en los planos y pliegos de condiciones la definición y elección del encofrado y debe abarcar los siguientes puntos:

 

  • Definición geométrica de las piezas.
  • Tolerancias admisibles en los elementos terminados.
  • Condición de las juntas de contracción y dilatación, además de los detalles que definan su ejecución.
  • Previsión de juntas de vaciado, donde deben hacerse y donde evitarse, definiendo también su realización.
  • Acabados que requieran tratamientos superficiales.
  • Relación de puntos afines con el encofrado que sea necesario aprobar en obra antes de su empleo (modulación, disposición de tensores, ocultado de agujeros, etc.)  
  • Nivel de calidad de la superficie.
Centro Argos para la Innovación, Medellin. Fotografía Cementos Argos.

Muestras de campo o prototipos


Se recomienda desarrollar muestras de referencia del diseño para que las apruebe el arquitecto, es decir, especímenes más pequeños de concreto con el acabado propuesto de la superficie.

Las muestras de este tipo deben hacerse como un modelo a escala y resultan muy útiles para determinar el acabado que se quiere lograr y observar los diferentes problemas que puedan presentarse en la ejecución, además elimina el riesgo de unas especificaciones insuficientes e improvisadas. 


Las superficies de construcciones existentes pueden servir para ilustrar una idea de diseño en el curso de la licitación, como, por ejemplo, fotos, visitas a edificios, etc., sin embargo, no pueden usarse como muestras de referencia porque se trata de una selección inaceptable dentro de la calidad global de la construcción existente, algunas veces se desconocen los materiales o métodos de construcción y los agentes que afectan al envejecimiento de las superficies, efectos que no pueden considerarse en elementos nuevos de concreto.

Muestras de referencia con diferentes tipos de concreto, formaleta y desmoldantes. Fotografía Arq. Diana Cárdenas.

Obtener un concreto arquitectónico o superficies de concreto a la vista defectuosas genera procesos caros y con resultados ineficientes a largo plazo que pueden prevenirse desde el proyecto. Por lo tanto, se debe lograr que desde su planeación se establezcan las condiciones requeridas, con una rigurosa descripción de los materiales y procedimientos.
 

Agradecemos al Arquitecto Rafael Esguerra por su colaboración para la realización de este artículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acerca del autor

  • Profesión: Arquitecta
    País: Colombia

    Arquitecta de la Universidad Pontificia Bolivariana, con experiencia en el uso y aplicación del Concreto Arquitectónico. Es reconocida implementando y promocionando la aplicación del concreto arquitectónico por medio de acompañamiento a proyectos especiales, asesorías y soporte técnico, garantizando su correcto uso y aplicación.

    'Cada material impone al diseño leyes que le son inexorables´, Rogelio Salmona.

Conoce otros

Artículos relacionados