PREVENCIÓN DE DESÓRDENES MUSCULOESQUELÉTICOS: MANEJO DE CARGAS

Entusiasta

Compartir en:

Desde el punto de vista de seguridad y salud en el trabajo, se considera que toda actividad laboral genera algún riesgo. Ejecutar las funciones o las tareas de un oficio o profesión, presenta una probabilidad de afectar la salud y a su vez genera un impacto en la calidad de vida de los colaboradores. 

La tendencia al aumento en la prevalencia de los desórdenes musculoesquelético u osteomusculares involucran las alteraciones del sistema nervioso, musculoesquelético o estructuras de apoyo como los discos intervertebrales, entre otros. Estas pueden variar en grado de severidad desde síntomas leves hasta condiciones crónicas severas, generando una problemática para las empresas al impactar: el ausentismo laboral que generan, la disminución en la productividad, la calidad de vida de los colaboradores; por ende, la necesidad de generar acciones preventivas y correctivas.

En cualquier ámbito laboral, se generan trabajo muscular, el cual requiere un consumo energético, que se obtiene de 3 factores.

  1. El metabolismo basal: comprende la talla, peso, o el género, que es el consumo mínimo de energía. 
  2. El metabolismo de ocio o extralaboral: es el gasto energético obtenido en actividades habituales, como puede ser el aseo o vestirse. 
  3. El metabolismo de trabajo: consiste en dos factores que son las cargas estáticas, que hacen referencia a las posturas prolongadas en bípedo, sedente o otra postura como arrodillado. Y las cargas dinámicas que hacen referencia a los desplazamientos, a los esfuerzos musculares y a la manipulación de cargas.

¿Qué dice la norma colombiana con relación al manejo de cargas?

En el artículo 211-H del Código del Trabajo y en referencia al metabolismo de trabajo en el factor de carga dinámica como el manejo de cargas, establece que en aquellas labores en que la manipulación manual de cargas es inevitable y las ayudas mecánicas no pueden usarse, los trabajadores no deberán operar cargas superiores a 25 kilos. Además, que en el artículo 211-J indica que, los menores de 18 años y las mujeres no podrán llevar, transportar, cargar, arrastrar o empujar manualmente, y sin ayuda mecánica, cargas superiores a los 20 kilos. Estableciéndose además que el empleador deberá implementar medidas de seguridad y mitigación, tales como rotación de trabajadores, disminución de las alturas de levantamiento o aumento de la frecuencia con que se manipula la carga. Además, el artículo 211-I prohíbe las operaciones de carga y descarga manual para las mujeres embarazadas.

Otra de las generalidades de la manipulación de cargas (carga dinámica), es la evaluación de factores como la posición inicial de la carga, la altura inicial de la carga, el levantamiento de la carga, ángulo de giro, calidad del agarre, la frecuencia y la distancia del transporte. Y además de que se deben tener unas recomendaciones para la manipulación de la carga como:

  • Suprimir las manipulaciones innecesarias.
  • Utilizar ayudas mecánicas, si son necesarias. 
  • Reducir el peso de la carga, si supera la norma. 
  • Adaptar los puestos de trabajo afín de realizar las manipulaciones en las mejores condiciones de postura y de espacio de trabajo. 
  • Organizar los tiempos que permitan periodos de recuperación o alternar tareas. 
  • Capacitar al personal en higiene postural y manipulación de cargas.

Conforme a lo enunciado anteriormente, las labores o tareas que conlleven una carga dinámica tanto en desplazamientos, esfuerzos musculares y el manejo de la carga, deben seguir las recomendaciones necesarias para la prevención de desórdenes musculoesqueléticos en los segmentos corporales. Recomendaciones que deben ser planeadas y ejecutadas en los sistemas de vigilancia epidemiológica osteomusculares. 

Dentro de los sistemas de seguridad y salud en el trabajo de las empresas, se evidencia la necesidad de tener un control adecuado sobre las condiciones físicas y mentales de los colaboradores, en los exámenes médicos ocupacionales. Y además brindar un énfasis osteomuscular por parte de fisioterapia para dar un enfoque puntual de las condiciones físicas, como rangos de movilidad, fuerza muscular o condiciones posturales. Además de la realización de inspecciones y análisis de puesto de trabajo, evidenciando la identificación de los peligros y priorizando riesgos. Finalmente llegar al punto de asegurar que cualquier riesgo sea aceptable, con el fin de diseñar puestos de trabajo y tareas seguras en relación con la ergonomía de la persona, permitiendo la productividad dentro de un ámbito saludable, en el cual se puede y se debe buscar un bienestar y confort.

2 Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acerca del autor

  • REDACCIÓN 360 EN CONCRETO
    Comunidad
    Colombia

    Nuestro equipo editorial busca entregarte contenido especializado de alta calidad que te permita estar al día con los temas y novedades más relevantes en el campo práctico de la construcción, la ingeniería y la arquitectura.

    Comunidad 360° en Concreto: un espacio para aprender, compartir y comentar ideas sobre el mundo de la construcción y el concreto.

    View all posts

Conoce otros

Artículos relacionados

Entusiasta
Diferentes estudios sobre accidentalidad en Colombia han coincidido en calificar como actividad de alto riesgo el trabajo en alturas. Conforme a las estadísticas nacionales, es la